Crónica| Real Betis 2-0 Osasuna: El medio gas funciona ante un pobre Osasuna

Victoria importante la conseguida en la noche de hoy por el equipo de Víctor Sánchez. El conjunto verdiblanco completó un encuentro muy lineal, donde se aprovechó de las carencias de su rival, para llevarse los tres puntos. 

Real Betis Balompié: Adán, Rafa Navarro, Mandi, Pezzella, Tosca, Durmisi, Rubén Pardo (Donk 81’), Brasanac, Dani Ceballos (Petros 88’), Sanabria y Rubén Castro (Joaquín 65’).

CA Osasuna: Sirigu, Buñuel, Oier, Vujadinovic, Clerc, Roberto Torres (De las Cuevas 74’), Raoul Loé, Mérida (Causic 70’), Jaime, Kodro y Sergio León (Riera 74’).

No puso muchas dificultades de inicio el Club Atlético Osasuna, que se dejó dominar por el equipo local casi desde el primer momento, pese al claro y ya habitual planteamiento defensivo de Víctor que volvió a utilizar la defensa de cinco, ante uno de los peores colistas de la historia de la liga. 

No tardaría en llegar el primer tanto de la noche, obra de Rafa Navarro, que hizo su primer tanto en primera división. Pero tras el gol, no llegó una ola de fútbol que sacudiera a Osasuna, sino todo lo contrario. El equipo rojillo lo intentó y pudo poner el empate en diversas ocasiones, llegando incluso a estampar un balón en el travesaño. Sin embargo, la poca efectividad se acaba pagando cara y esa es la historia de Osasuna no solo hoy, sino durante la terrible temporada que está cuajando el conjunto navarro.

Rubén Castro hizo el segundo tanto del partido y puso la espada aún más cerca del pecho de Osasuna, que ya apenas respira en la primera división española. 

El equipo de Petar Vasiljević dio todo de si en la segunda mitad pero si a su pésima defensa le sumas la carencia de gol, la ecuación queda horriblemente resuelta con un total de once puntos de ochenta y cuatro posibles.

Por su parte son ya treintaiuno los puntos que cosecha el equipo bético, que ve muy lejos las plazas europeas y se acerca cada vez más al limbo de la liga, lugar que parece adjudicado para los verdiblancos de cara al final de temporada.