Real Betis 0-1 Villareal: la sensación de miedo sacude el Villamarín

El Betis volvió a darse de burces contra la realidad en la noche de hoy. El equipo de Víctor Sánchez cayó derrotado ante un Villareal al que le bastó el medio gas, para llevarse los tres puntos del Villamarín.

Real Betis Balompié: Adán, Piccini (Joaquín 54’), Bruno, Pezzella, Tosca (Álex Alegría 77’), Durmisi, Brasanac (Donk 77’), Rubén Pardo, Dani Ceballos, Sanabria y Rubén Castro.

Villarreal CF: Andrés Fernández, Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, José Ángel, Rodrigo, Dos Santos, Castillejo, R. Soriano (Bruno 68’), Adrián (Jaume Costa 84’) y Sansone (Bakambu 64’).

La primera mitad fue completamente insípida. Con solo dos ocasiones para el Villareal, claras eso si, y un disparo de Rubén Castro que atajó sin problemas Andrés Fernández. Lo más destacado fue la pitada que se llevó Víctor Sánchez del Amo, antes y durante el desarrollo de la primera contienda.

La segunda mitad comenzó de manera macabra para el Betis. No se llegaba a los dos minutos de juego cuando Adrián hacía el primer y único tanto del encuentro, tras un despiste generalizado en la defensa bética.

El Betis se volcó, dentro de sus limitaciones en lo que ha creación de ocasiones se refiere, para buscar al menos el empate pero lejos de conseguirlo, pudo llevarse algún que otro gol más, de no ser por la poca puntería que tuvo el Villareal en los metros finales. 

Con todo perdido, Víctor sacó a Álex Alegría, cambio comprensible, y a Donk, el cual el lugar de colocarse en el área a recibir balones, se quedó en defensa, aún no sabemos ninguno, salvo Víctor claro está, la razón.

La tuvo Ceballos al final pero el balón del canterano se estrelló en el palo. Y palo, precisamente fue el que se llevó la directiva y de nuevo Víctor al término del encuentro, donde se escucharon cánticos como: ¡Directiva dimisión! o ¡Víctor vete ya!

El Betis se queda un poquito más cerca del abismo, aunque aún a nueve puntos a falta de lo que haga el Sporting esta jornada. 

Próximas paradas, Las Palmas en Gran Canaria, y Eibar en casa. Si el Real Betis no quiere de verdad complicarse la vida, deberá al menos, sacar cuatro puntos en estos dos encuentros. Dos derrotas, significarían un caos total.