La Pizarra | Real Betis Balompié – Getafe CF | Temp. 20/21. Jornada 24

La Pizarra | Real Betis Balompié – Getafe CF | Temp. 20/21. Jornada 24

Nueva victoria del Real Betis en un partido tosco y con un ritmo lento. No fue la mejor actuación de los de Pellegrini, aunque si fueron superiores a un rival que inquietó poco la meta bética. El conjunto andaluz tuvo las mejores ocasiones y dispuso de dos penaltis para ganar el partido. Canales tiró el primero, errando su lanzamiento, y el renacido Borja Iglesias tiró con maestría el segundo.

El chileno alineó de inicio a Joel, Emerson, Mandi, Sidnei, Miranda, Guido, Guardado, Ruibal, Fekir, Canales y Loren. Desde el banquillo salieron Tello, Joaquín, Borja Iglesias, Carvalho y Juanmi. Todo situado en un esquema que los béticos ya se saben de memoria, 4-2-3-1.

Analizamos las claves del partido:

Primer cuarto de hora fatídico

El inicio del partido sería un presagio de lo que pasaría en el encuentro. En el minuto 7, la pillería de Loren Morón le daría la mejor oportunidad del encuentro. Tras regatear a David Soria, con la portería vacía no fue capaz de lanzar sobre los tres palos. Fue una muestra de la falta del confianza del marbellí, aunque para ser justos, estuvo participativo fue un quebradero de cabeza para Cabaco.

Cuando aún los béticos se estaban lamentando de la ocasión fallida, tuvieron que ver como Nabil Fekir tenía que ser sustituido por unas molestias en la parte posterior del muslo. Perdía asi el Betis a su hombre más en forma de las últimas jornadas. Y lo notó. Al conjunto de Pellegrini le faltó esa verticalidad y desequilibrio que aporta el francés, además de la atención del rival. Todavía no se conoce tiempo de baja.

Un Betis muy “setienista”

El conjunto de Heliopolis monopolizó la posesión, aunque bien es verdad que el Getafe nunca quiere la pelota. La forma de juego del rival hizo que el Betis amasara y amasara el balón sin encontrar espacio ante un rival muy cerrado y que buscaba con pelotazos a un Ángel sólo arriba.

Se echó en falta un poco de velocidad en la conducción del esférico y más movilidad de los jugadores. En la segunda parte el Getafe puso en algún aprieto más ya que adelantaron la presión, lo que provocó algunas pérdidas de balón peligrosas (no estuvo bien Guardado en la entrega de balones).

En resumen, le costó al Betis romper la defensa de un equipo tan replegado y tan metido atrás.

El papel de la confianza

Lo importante lo que es la confianza en el mundo del fútbol. Bien puede afirmar esto Borja Iglesias. El gallego, que hace unos meses parecía irrecuperable y fuera del equipo, lleva un meses recordando a ese jugador que maravilló en el Español. Fruto de su gran estado de forma, asumió la responsabilidad de lanzar el segundo penalti que le hacía en la noche para darle el gol de la victoria del Betis.

En la otra cara de la moneda está Sergio Canales. Desde su fallo en la tanda de penalti en la eliminatoria del Bilbao, tiró el primer penalti con alguna duda y falló. Un error que no quita nada del crédito que se ha ganado gracias a su compromiso y rendimiento con las trece barras.

Solidez defensiva

Bien es cierto que el Getafe no puso en muchos aprietos a la zaga, pero lo poco que generó estuvo bien resuelto por la defensa verdiblanca. Imperial Mandi, que de nuevo está rindiendo a su mejor nivel. Bien también Sidnei que hizo que la baja de Víctor Ruiz no se notara. Los laterales cuajaron una buena actuación defensiva. Destacar la pillería de Miranda, que de nuevo en un saque de banda generó el segundo penalti a Borja Iglesias.

Una actuación coral, en la que brilla por encima de todos Guido Rodríguez. Para muchos fue el mejor del partido gracias a sus constantes ayudas defensivas, sus recuperaciones de balón y el equilibrio que le da al equipo con su presencia.