Artículo de opinión | Borrasca en Heliópolis

Artículo de opinión | Borrasca en Heliópolis

Se avecina tormenta. Dentro de unos días tendrá lugar la junta de accionistas del Real Betis Balompié y lo que hace apenas unas horas sería una plácida mañana para los actuales dirigentes puede tornarse en una ardua batalla por mantener o alcanzar el sillón presidencial.

Campaban a sus anchas los señores Haro y Catalan en vista de que no había otra alternativa posible a su candidatura del Betis de los béticos, pero, cuál pan recién salido del horno nos despertamos ésta misma mañana mirando hacia el horizonte con una agrupación de accionistas con Don Lorenzo Serra Ferrer como guía y faro del proyecto: “Es posible otro Betis”. Lo de DON no es porque yo me decante a favor de esta última candidatura, o si, eso no importa, simplemente es que cada vez que ese señor ha estado en el Villamarín hemos conseguido éxitos deportivos. No es opinión, es objetividad.

Tal vez sea tarde, tarde porque no entiendo las prisas por formar una nueva candidatura cuando se ha tenido tiempo de sobra para hacer un proyecto y presentarlo a todos los béticos y que ellos decidan con sus votos en la junta (recuerden, tienen que asistir presencialmente, no puede hacerse online como el resto de puntos, que democrático ¿verdad?) Sobre esta forma de condicionar los resultados quizás escribiré otro día. O también sea tarde porque con su lema del Betis de los béticos llevado a rajatabla han conseguido que haya más béticos agradecidos con locales remodelados que béticos de verdad.

Sea como fuere, la competencia siempre es buena y debería ser bien recibida. Debería. Digo debería porque el interés y el beneficio del Real Betis Balompié TIENE que estar por delante de cualquier nombre o persona, o de cualquier beneficio propio. Recuerdo ese ya famoso lema: “nadie por encima del escudo”.

Si bien en las últimas horas se ha activado toda la maquinaria del actual consejo para sondear y asegurarse otro mandato más, parece ser que el nerviosismo de cualquier niño la noche de reyes se ha apoderado de la cúpula del club y que los móviles echan humo por Heliópolis. ¿Será por la presencia en la ya oficial candidatura de Don Lorenzo Serra Ferrer o será simplemente por perder la gallina de los huevos de oro?

Las dos únicas cosas que tengo claras de todo esto es que quien/quienes dirijan el club debe tener dedicación exclusiva y su sueldo correspondiente. Vivir por y para el Betis como haría cualquiera que de verdad quisiera un Betis de los béticos.

Y la segunda, cualquiera que sea bético de corazón está cansado y hastiado de que el club nunca despegue de la mediocridad en la que anda asumido, casualidades de la vida o no, es posible otro Betis.

Saquen los chubasqueros, se avecina tormenta.

Autor: Raúl Armario